sábado, 20 de julio de 2013

Como retardar el envejecimiento

Una vida saludable ayuda a retardar el envejecimiento 

El principal factor para un envejecimiento prematuro es la forma en que se vivió las etapas de vida anteriores.
Hay enfermedades que dependen de la edad y otras que son sólo relacionadas; muchos adultos mayores pueden ser sanos en la vejez.
La edad cronológica de una persona no es la que determina la vejez, el envejecimiento es una etapa de la vida que se presenta por una suma de factores acumulados a lo largo de la vida y la atención a éstos incide en el grado de enfermedad de cada individuo.
Algunos de los factores determinantes para el envejecimiento son: la manera en que vivieron las etapas anteriores, desde los problemas en el nacimiento, el crecimiento, el desarrollo y, sobre todo, los estilos de vida activos y saludables, así como relaciones sociales del adulto mayor.


Dio a conocer que de forma general, los mayores de 60 años de edad padecen predominantemente enfermedades del corazón, tumores malignos, enfermedades cerebro-vasculares, diabetes, influenza, neumonía y accidentes dentro del hogar.
Algunas enfermedades dependen de la edad, que son aquellas cuyo origen está directamente relacionado con su edad cronológica y el desgaste natural del organismo, entre ellas, las enfermedades del corazón, alzheimer, enfermedad de Parkinson, depresión, osteoporosis, cataratas, problemas prostáticos, constipación e incontinencia.
Otras muy distintas son las relacionadas con la edad, que se presentan en un determinado periodo de la vida, estas alteraciones no dependen del envejecimiento como la úlcera péptica, gota, colitis ulcerativa, diabetes mellitus e hipertensión.
La mayoría de los adultos mayores acuden a consulta especializada para atender enfermedades crónicas. Sin embargo, también puede haber adultos mayores sin ninguna enfermedad o bien controladas.

Los cambios que se derivan del proceso de envejecimiento ponen a los adultos mayores en una situación de fragilidad que los hace vulnerables ante cualquier agente agresor; son pocas las enfermedades que afectan únicamente a las personas reconocidas como ancianas, la mayoría no difieren de las que pueden padecer otros grupos de edad.
El proceso de envejecimiento conlleva a que el adulto mayor presente limitaciones orgánicas y funcionales que gradualmente le impiden la realización de actividades propias de la vida diaria, tales como bañarse, comer, vestirse, uso de baño, desplazarse, subir y bajar escaleras, entre otras; dependiendo de la ayuda de objetos y de otras personas; llegar a una situación de fragilidad y alta vulnerabilidad, hace caer al adulto mayor en dependencia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada